¿Por qué incluir un portfolio de trabajos en tu web?

Las páginas web son una herramienta de comunicación sumamente importante entre empresa y cliente. Se trata del escaparate más directo donde poder comprobar si un profesional nos interesa o no. Entonces ¿por qué es tan importante un portfolio de trabajos en una web? Vamos a ver las razones.

Qué es un portfolio de trabajos

Este es un apartado dentro de una página web donde podemos incluir las imágenes o documentos de nuestros últimos trabajos. De esta manera, los clientes pueden ver las empresas con las que trabajamos y cuál ha sido nuestra evolución profesional.

Un portfolio de trabajos no solo son imágenes o capturas de pantalla. También pueden ser videos corporativos o presentaciones en las que se muestre un resumen de toda nuestra actividad profesional.

Si lo comparamos con un currículum vitae sería como la parte a la que corresponde nuestra experiencia laboral. Nunca dejaríamos este apartado sin cumplimentar.

La importancia de un portfolio de trabajos en una web

Si eres un profesional de las artes, el diseño, la comunicación, el marketing … No deberías tener un sitio web sin presencia de este apartado. Gracias al portfolio de trabajos lograrás:

  1. Respaldar tu experiencia: esta es una manera de dar credibilidad a tu trabajo.  Para el cliente que está llevando adelante un proceso de selección, el portfolio será una referencia clave antes de tomar su decisión final.
  2. Pasar de la teoría a la práctica: las palabras son muy bonitas, pero por mucho que les digas a tus clientes que eres el mejor en tu sector ellos querrán verlo con ejemplos visuales. El portfolio de trabajos te permite pasar de las palabras a los hechos, por lo que además, ganarás en credibilidad.
  3. Implementar una herramienta de marketing personal: esta es una de las mejores maneras de publicitarte en la red. A través del portfolio vendes tu trabajo y haces llegar a tu público tu marca personal como profesional.

Cómo crear un buen portfolio de trabajos

No se trata de poner todos los proyectos en los que has trabajado. Esto podría dar al cliente la idea equivocada de que estás demasiado solicitado como para prestar la atención suficiente a su proyecto. Un portfolio profesional ha de tener calidad y variedad.

Elige los mejores trabajos en los que hayas estado involucrado y preséntalos de una forma elegante y atractiva. Tus clientes quieren ver en un solo golpe de vista lo buen profesional que eres. Procura incluir aquellos que sean de alta calidad y representativos del resto, aquellos por los que te sientes verdaderamente orgulloso y que hablan por sí solos.

La idea del portfolio también es ofrecer diversidad. Lo ideal es que diferencies los trabajos e incluyas ejemplos por cada una de las áreas fuertes de tu experiencia. Así estarás cubriendo un mayor abanico de posibilidades, mostrándote en tus diferentes facetas y exponiendo tu trabajo en diversas áreas de actuación.

Como puedes ver este apartado es fundamental para conectar con tu público objetivo y presentarles todo aquello que puedes ofrecerles como profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X
Paste your AdWords Remarketing code here