Diferencias entre CRM y ERP

El mundo del marketing se encuentra en constante mantenimiento y renovación, con el fin de aportar cada vez mejores resultados a las empresas. Somos conscientes de que utilizar sistemas de procesamiento de datos genéricos puede funcionar, pero, pasado el tiempo, deja de ser la mejor respuesta.

De allí, que nazcan distintos sistemas de procesamiento o almacén de datos para complementar el funcionamiento del capital humano en una compañía.

La llegada del CRM funge como una herramienta de integración de datos directamente asociada con los clientes y el personal. Y a su vez, el ERP se muestra como una solución dentro los problemas de manejo interno de datos, operaciones pendientes y productividad en una empresa.

¿Son naturalmente opuestos el CRM y ERP? ¿Son iguales?

No te preocupes, que justo ahora vamos a aclarar todas tus dudas, contándote sus definiciones y las diferencias que existen entre CRM y ERP.

¿Qué es un CRM?

Se trata de un programa específicamente diseñado para que cualquier empresa pueda guardar registro de las conversaciones y requerimientos de un cliente.

El CRM funciona almacenando toda comunicación, bien sean, correos, llamadas o incluso reuniones. En las cuales, se pueden adjuntar notas de trabajo, organizar fechas importantes, entregas e incluso asignaciones a cada uno dentro de un grupo laboral.

Su instalación garantiza, poder contar con una herramienta personalizada que integre todo tipo de información de interés; y que además, esté disponible para todos los interesados en cualquier momento, convirtiéndose sin duda, en un incentivo directo a la productividad del negocio.

¿Qué es el ERP y cómo funciona?

Si te mueves dentro del mundo de la administración de empresas, probablemente hayas escuchado de los “Sistemas de planeación de recursos empresariales”. Son la traducción al español de las siglas ERP y no son mas que programas diseñados para realizar distintas operaciones dentro de una empresa.

Su principal función radica en la automatización de los procesos internos de una empresa, con el fin de generar un aumento significativo de la productividad.

Y su implementación, permite el manejo oportuno de información crítica, fomentando la integración de todas las bases de datos generadas, dentro del mismo programa. Lo que se traduce en términos generales, como un ahorro de tiempo y dinero.

¿En que se diferencian?

  • Como ya te dijimos arriba, los ERP son softwares de manejo de datos internos. Los cuales, a diferencia de los CRM, no inciden directamente en la relación de los clientes.
  • Los ERP funcionan con el intercambio de información que ocurre dentro de cada compartimiento de una empresa. Monitoreándolos, reflejando costos y ayudando en el incremento de la producción;

Es decir, no interceden en el funcionamiento externo de las ventas o el como se ejecutan, más bien, identifican efectivamente los productos mas vendidos. Cosa que es más propia de las relaciones directas establecidas que se reflejan en el CRM.

  • El objetivo principal de un ERP es centralizar los procesos y la gestión de una empresa El objetivo del CRM es realizar un marketing empresarial acertado y sin errores de productividad.
  • Los ERP son softwares que se instalan en compañías de talla mediana a grande, debido a su elevado costo y a su reciente personalización. En cambio, el CRM no es un extraño para el marketing de todo tipo.

Ya que, su implementación se encuentra fundada en los principios de la gestión. Permitiendo que cada cierto tiempo se estrenen nuevas aplicaciones que funjan como organizadores e instrumentos de comunicación eficientes.

¿Pueden utilizarse al mismo tiempo?

A pesar de que fueron creadas con principios distintos, podemos deducir que su fin es el mismo, aumentar la productividad es una empresa. Los ERP son excelentes herramientas para asegurar una toma de decisiones efectiva, ya que, éstas serían fomentadas por datos de venta o gestión, oportunamente recopilados.

Por otro lado, el CRM está enfocado directamente en el cliente y su relación de negocios (Antes y después de la venta).

En conclusión, ambos esfuerzos se combinan en una suerte de “búsqueda del tesoro”, para llevar una empresa al éxito. Tomando como base, datos fieles del funcionamiento interno de cada departamento, las ventas y las relaciones humanas. Generando mejores estrategias de comercio e influyendo directamente en las proyecciones de crecimiento y organización de una compañía.

En OnDesarrollo podemos configurar la conexión para que tu web funcione sincronizado con tu ERP. Si quieres más información, ponte en contacto con nosotras.

deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 11 =

mantente al día

Recibe en tu bandeja de entrada las últimas noticias sobre desarrollo y diseño web, WordPress, e-commerce y todo lo necesario para tener una salud web excelente.

habla con nosotros

info@ondesarrollo.com