¿Por qué elegir el dropshipping para tu tienda online?

dropshipping
 

El mundo del comercio electrónico va mucho más allá de diseñar una tienda online. Los negocios por Internet requieren de un trabajo continuo que les permita ganar dinero sin tener que realizar grandes inversiones en stock. Esto es precisamente lo que se conoce como dropshipping. Una técnica de ventas muy interesante, sobre todo, si eres nuevo en esto del ecommerce.

Las características del dropshipping

Hoy día, las tiendas online no necesitan tener un almacén físico lleno de productos para poder funcionar. Esto implica una considerable reducción en la inversión de capital para poder vender por Internet. El dropshipping es un método de compra-venta que permite a los emprendedores disponer de un catálogo de productos sin necesidad de tener que comprarlos con anterioridad.

Es decir, en este sistema de ventas trabajan tres personas: el dueño de la tienda online, el comprador y el dropshipper. Este último es el intermediario que tiene los productos que han sido puestos a la venta por Internet.

Ventajas del dropshipping

Sin duda este método de trabajo es muy cómodo para aquellos que empiezan su negocio online. Sus ventajas son considerables y destacan porque:

  • El dropshipping no necesita de grandes inversiones iniciales de dinero. Los precios se acuerdan entre minorista y mayorista siendo este último el que se lleva una comisión por disponer de los productos en stock.
  • Gracias al dropshipping las tiendas online no tienen porqué disponer de un almacén físico en el que poder guardar todos los productos a la venta. Esto también reduce los costes por la necesidad de tener que alquilar un espacio extra.
  • El minorista solo tiene que estar preocupado por la publicidad y marketing de su tienda online. La realización de paquetes y envíos corre a cargo del dropshipper.

Consejos para sacar partido al dropshipping

Antes de lanzarte al método dropshipping es importante que conozcas una serie de aspectos relacionados con él y que te permitirán sacar mayor rentabilidad a tu negocio:

  1. Informa a tus clientes de tu condición de intermediario. No hay nada como empezar un proyecto poniendo todas las cartas sobre la mesa. De esta manera, tu público sabrá de antemano que los plazos de entrega y la disponibilidad de los artículos no dependerán directamente de ti.
  2. Investiga y prueba varios dropshippers antes de decidirte por uno. Utiliza la red para recabar información sobre los diferentes tipos de intermediarios. Busca referencias y opiniones de otros responsables de comercio electrónico como tú. Por otro lado, puedes hacer pequeñas pruebas comprando productos para ti mismo y comprobando de primera mano cómo funciona el servicio según el tipo de dropshipper
  3. No te fíes de aquellos intermediarios que de buenas a primeras te pidan una cuota fija por disponer de sus productos.
  4. Establece con tu dropshipper los plazos de entrega y haz que se cumplan. No hay nada que deje peor imagen en una tienda online que los clientes insatisfechos por la falta de entrega de los productos en el tiempo acordado.

Se prudente y confía en aquellas personas en las que la experiencia les ha convertido en grandes vendedores online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X
Paste your AdWords Remarketing code here